illimani

- el guardián paceño -

La leyenda del illimani

Cuenta la leyenda que el hijo de Huiracocha, Illi, conoció un día a Mana, la hija desterrada por su propio padre, el temible Furia Keschua .La jovencita disfrutaba mucho cantar lo que enamoró a Illi además de su belleza. Sin embargo existía una rivalidad entre ambas familias por lo que Mana le advirtió a su amado que su relación no sería posible. Aun así, Illi confesó a su padre su amor por Mana, pero Huiracocha, quien conocía a Keschua, le advirtió a su hijo que su amor solo traería consigo desgracia. Pese a su decepción Illi, inspirado por el cantar de su amada, decidió casarse con ella en contra de todos.
El día del casamiento, los habitantes del valle fueron testigos de un inmenso nevado, blanco e imponente, que se erigió sobre la ciudad mientras la hermosa Mana desaparecía sin dejar rastros. Nuevamente el cantar de la joven motivó a Illi a buscarla, quien siguiendo la dulce voz llegó nada más ni nada menos a las faldas del nevado.

Mana había sido convertida en el gigante de 6 mil metros de altura con el blanco de su nieve como símbolo del vestido que había escogido para su boda.

Ante la pena e ira de Illi, su padre, Huiracocha, decidió convertir a su hijo en la brisa que cubre la cumbre de su amada, así se quedaron juntos por toda la eternidad y sólo de vez en cuando Illi se manifiesta en grandes tormentas sobre el valle para demostrar su ira y dolor por el castigo al que fueron sometidos. Mucho tiempo después se hizo presente en el lugar el Inca Pachacútej, quien al conocer la historia de amor de ambos jóvenes nombró al cerro nevado ILLIMANI, en honor a Illi y Mana.

galería

SIGUE NUESTRA CAMPAÑA #AMOLAPAZPOR

Sube tus fotos del Illimani en tu cuenta de Instagram con el hashtag #illimani podrás compartirlas y ser parte de nuestra galería.
* Recuerda tener tu perfil público en Instagram para que podamos ver tus fotos en la página.

Íconos Paceños

Conoce más de los otros iconos que enorgullecen y representan a los paceños